Obispo de Loja habla sobre su gestión en el 2016 - Santuario de Nuestra Señora del Cisne

Cuando se le preguntó sobre cómo evalúa el trabajo realizado por la Iglesia en el 2016, el Obispo de la Diócesis de Loja  no dudó en responder, y su respuesta fue espontánea.

“Creo que fue un año bueno, provechoso de caminar, de seguir creciendo , fue mi segundo año como Obispo y el balance es positivo en la acción pastoral de toda la Diócesis”, dijo Mons. Alfredo José Espinoza Mateus sdb.,  esta semana.

Y a la pregunta de cuál había sido la actividad principal que le ha tocado vivir, la palabra que primero se le viene a la mente es “Misericordia”.

“Este año fue el  de la Misericordia y tuvimos encuentros con diferentes sectores de la sociedad, llegamos a ellos con un mensaje de misericordia. Además fueron miles de personas las que atravesaron la Puerta Santa tanto en El Cisne, en la Iglesia Catedral y particularmente en el mes de septiembre en San Antonio de Cumbe”.

También destacó el Lanzamiento del Plan Pastoral para el quinquenio 2017-2022 como algo fundamental, para lograr una Iglesia en salida, cercana y misericordiosa.

“Se decidió no clausurar el Plan Pastoral anterior en el 2014, por cuanto coincidía con el inicio de mi Episcopado, ya para este año que finalizó se retomó con entusiasmo la elaboración del Nuevo Plan Pastoral que estará en vigencia los próximos 5 años”

Asimismo ve con positivismo la ordenación de cuatro sacerdotes y dos diáconos que se prescribirán como Sacerdotes  en este 2017.

Mencionó además la reorganización de la Diócesis, donde se instituyeron 3 vicarías rurales que son Nuestra Señora de El Cisne que comprende las zonas de Calvas, Gonzanamá y Catamayo: La Vicaría de San Pedro que lo conforman Macará, Celica y Paltas, se creó la Vicaría de San Antonio que la comprende la zona Saraguro y está la Vicaría Urbana en Loja puesta por nombre Vicaría de San Sebastián.

Entre otras cosas importantes del 2016,  se refirió sobre el apoyo que brindó  la Iglesia Lojana a los damnificados del Terremoto sucedido el 16 de abril “fue un aporte muy generoso, aparte de que se enviaron tres vehículos de carga  llenos de víveres que se donaron en Portoviejo y Manta, también se entregó públicamente un cheque de 70 mil dólares al Arzobispo de Portoviejo para la reconstrucción de la Iglesia de Quiroga totalmente destruida”.

Finalmente dejó un mensaje para este nuevo año de acción pastoral “Yo los invito a soñar, el soñar es tener esperanza en el día a día de lo que vamos a construir en el futuro, pero estos sueños se realizan con nuestro esfuerzo y nuestro trabajo,  como católicos y cristianos pongamos al Señor en el corazón y seamos portadores de ese Dios que nos ama a los demás”.

Recommended Posts

Obispo de Loja habla sobre su gestión en el 2016 - Santuario de Nuestra Señora del Cisne

enero 04, 2017

Obispo de Loja habla sobre su gestión en el 2016 - Santuario de Nuestra Señora del Cisne

enero 03, 2017

Obispo de Loja habla sobre su gestión en el 2016 - Santuario de Nuestra Señora del Cisne

diciembre 21, 2016