foto-oficial-1-238x300-7117684

 

La entrega a Dios y a los hombres en el ministerio sacerdotal, siempre es y será una entrega por amor. Cada día se encuentra más enamorado de esta hermosa misión que es predicar el Evangelio, Monseñor Alfredo José Espinoza Mateus sdb., Obispo de la Diócesis de Loja feliz porque hoy, celebra su segundo aniversario de estar al servicio de la comunidad lojana.

Después de haber entregado su vida al trabajo salesiano, fue nombrado Obispo de la Diócesis de la Inmaculada Concepción de Loja en diciembre del 2013 por el Papa Francisco y el 18 de enero del 2014 emprendió su largo caminar. No ha sido fácil para Monseñor que ha tenido que emprender esta nueva etapa en su vida, un camino duro, lleno de alegrías, tristezas, problemas, ilusiones, desesperanzas pero realmente un hermoso camino sobre todo con la gente, cercano a la gente.

En la Eucaristía de acción de gracias, celebrada a las 11h00 en la Catedral, en su homilía prefirió hablar con el corazón. “Hoy al celebrar dos años, elijo seguir sirviendo, dándome por entero a los demás, elijo evangelizar con alegría por todos los caminos lojanos, elijo ser un buen pastor que da su vida para la construcción del Reino de Dios, elijo ser ese pastor cercano a todos que cumpla el encuentro sincero y la amistad profunda, elijo manifestar la ternura y la cercanía de Dios a través de una caricia, de una sonrisa como nos pide el Papa Francisco, hacia los niños, los jóvenes, enfermos, ancianos y de manera muy especial a ustedes Sacerdotes” señaló Monseñor al dirigirse a los presentes.

En el momento de las ofrendas se realizó la entrega significativa de El Escudo de la Diócesis de Loja que modificó el Obispo con el lema “Os haré pescadores de Hombres”, y que ha sido motivación de la vida religiosa y sacerdotal de Monseñor Alfredo José y en el cual ha tenido el compromiso de dejarlo todo para seguir el llamado de el Señor.