El Hogar “San Camilo de Lellis” fue fundado el 17 de junio de 2002 en la ciudad de Loja (Ecuador) con la finalidad de atender y albergar a personas con discapacidad mental y/o motriz que hayan sido abandonadas por sus padres o que por su condición social o económica no pueden hacerse cargo de ellas; este tiene característica de asilo, ya que los albergados viven en el Hogar de forma permanente. La atención directa de los enfermos está a cargo de las Religiosas del Instituto “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará” y consiste en el cuidado personal y espiritual de los internos. El Hogar, empezó, en una casa alquilada con un niño “Paquito”, en el año 2002 y luego fueron llegando los otros traídos por algún familiar o por pedido del Juzgado de Menores, por medio del INFA. En el año 2003, una familia amiga de la Congregación, nos prestó una casa para la atención y asistencia del Hogar, con plazo indeterminado. Esta es la primer obra de lo que algún día será la “Ciudad de la Caridad” en Ecuador, que pretende atender a todas las personas con alguna necesidad. No pretende poner límites a la caridad de Cristo. Quiere ser un lugar donde toda persona se encuentre acogida, contenida en un ambiente familiar benéfico, en compañía de sus hermanos Actualmente el Hogar cuenta con 27 internos y 5 Religiosas que los atienden.

Este Hogar se sostiene, se mantiene y vive de la Divina Providencia, que nos hace llegar sus bienes a través de las donaciones de algunos benefactores que colaboran con la obra. La Pastoral Social, subsidia parte de la alimentación, nos contribuye dos veces en el año.