Foro “Mujer Forjadora y Testimonio de la Misericordia de Dios” | Santuario de Nuestra Señora del Cisne

Retomar el apoyo psicológico, emocional, espiritual de hombres y mujeres que han recurrido a un aborto provocado, personas que viven  situaciones de irregularidad o que han vivido violencia intrafamiliar, es uno de los objetivos de la Pastoral de la Mujer de Cáritas,  que cumple una intensa labor filantrópica para ayudar a las mujeres a ubicarse en un sitial importante y representativo.

“Tenemos que llegar a la periferia, acompañar a las mujeres que están a las puertas de los abortuarios, que están pasando por momentos difíciles, les acompañamos, les guiamos y les ayudamos a que digan si a la vida y podemos dar testimonio que el 96 % de mujeres en promedio a nivel nacional, después de sentirse acompañadas, declinan de la idea del aborto” señala Amparo Medina de la Red Familia Ecuador una de las profesionales que dieron el foro esta mañana en el auditorio de la Curia Diocesana. Además  destaca que ésta es una actividad abierta al público general y en especial a mujeres de todos los niveles sociales.

De hecho, el foro contó con temas variados porque se tuvo en cuenta la diversidad de mujeres que participaron de este evento “En este tiempo estamos siendo llamados a la atención en un mundo lleno de individualismo, estamos llamados a volver a la empatía y a darnos cuenta de que  el amor y la ternura es lo único que nos va a unir como seres humanos”agrega Patricia Bedoya  quien destaca que el foro también giró en torno al tema “El Despertar de la Conciencia Femenina a la Misericordia de Dios”

“La inteligencia afectiva es resolver los problemas con afecto, es enseñarles a nuestros hijos que se pueden solucionar distintas situaciones con ternura sin llegar a los gritos o violencia…recordemos que cuando una mujer sonríe se ilumina el mundo. Nosotros a través de este foro queremos devolverle a la mujer la gana de sonreír sin sentirse presionada o menospreciada por hacerlo” explica la Dra. Bedoya psicóloga y comunicadora social.

“Estamos llamados a servir a hacernos pequeños, a necesitar y a darnos por entero al otro y aquí podemos decir que la mujer tiene un rostro concreto de entrega y de amor, la mujer esta llamada por excelencia a ser portadora de misericordia” señalo Monseñor Alfredo José Espinoza Mateussdb., Obispo de Loja, quien dio por iniciado el Foro ante la presencia de autoridades, representantes de organismos y estudiantes.