“Hoy consagramos y ponemos en las manos de María a toda la familia ecuatoriana, a la familia lojana, las ponemos bajo la protección de la Virgen de El Cisne nuestra Madre, 421 años de historia. Ella está aquí que ha visto el peregrinaje de hombres y mujeres que llegan hasta su Santuario y se postran a sus pies”, este fragmento fue parte de la homilía que Monseñor Alfredo José Espinoza Mateus sdb., expreso la noche de este miércoles 28 de octubre en la Catedral. La Eucaristía que congregó a cientos de fieles devotos de la Virgen de El Cisne y en la que estuvieron presentes los Obispos que participan de la asamblea, fue especial para las familias lojanas por cuanto se las consagró a nuestra Madre que inicia su caminar de retorno este 1º de noviembre. Con una Iglesia totalmente llena y creyentes que no pudieron ingresar, el momento especial llegó, al bendecir a la familia Remache Vásquez en representación de las familias lojanas y en la que se destacan una Religiosa y un Sacerdote. También se vivió un instante emotivo al dar de ofrenda un par de anillos que significa la unión de la pareja en santo matrimonio y el compromiso de la fidelidad. Además a una sola voz se pronunció la oración de la consagración de las familias.

Luego de la Santa Misa, se realizó la procesión con la Sagrada Imagen alrededor del parque central.